#Datos Índice Mundial de Innovación 2020 ¿Quién financiará la innovación?



El Global Innovation Index (GII) presenta su edición 2020, dedicada a ¿Quién financiará la innovación?, planteando claridad en el mercado internacional sobre el estado del financiamiento de la innovación al desarrollar investigaciones sobre la evolución del financiamiento para emprendedores e innovadores, señalando el progreso y los desafíos pendientes, en este contexto de desaceleración económica inducida por la crisis del coronavirus (COVID-19).

Fuentes de referencias:



Principales ideas

  1. La crisis COVID-19 repercutirá en la innovación - los dirigentes deben actuar para pasar de la contención a la recuperación
  2. En 2018, el gasto en investigación y desarrollo (I+D) creció un 5,2%, es decir, a un ritmo mucho más rápido que el crecimiento del PIB mundial, tras recuperarse con fuerza de la crisis financiera de 2008-2009. El capital riesgo y el uso de la propiedad intelectual (PI) alcanzaron un máximo histórico.
  3. Ahora que se prevé que el crecimiento económico mundial disminuya considerablemente en 2020, cabe preguntarse si también disminuirán la I+D, el capital riesgo, la PI y la determinación política de fomentar la innovación.
  4. Muchas de las principales empresas de I+D del sector de las tecnologías de la información, por ejemplo, tienen grandes reservas de efectivo, y el impulso hacia la digitalización fortalecerá la innovación.
  5. Los gobernantes que encabezan las economías más grandes del mundo están estableciendo paquetes de ayuda de emergencia para amortiguar el impacto del parón y hacer frente a la recesión que se avecina. La prioridad inmediata es apoyar a las empresas mediante garantías de préstamos, por ejemplo. Sin embargo, estas medidas de ayuda de emergencia no están dirigidas explícitamente a financiar la innovación y la creación de empresas emergentes.
  6. Una vez que la pandemia esté controlada, es fundamental que el apoyo a la innovación sea más amplio y que se lleve a cabo con carácter anticíclico; es decir, a medida que los gastos en innovación de las empresas disminuyan, los gobiernos se esforzarán por contrarrestar ese efecto con sus propias medidas de fomento de la innovación, aunque se produzca un aumento de la deuda pública.
  7. A diferencia de 2009, lo positivo es que por ahora el sistema financiero es sólido. La mala noticia es que se está agotando el dinero para financiar iniciativas innovadoras. Los negocios de capital riesgo están disminuyendo drásticamente en América del Norte, Asia y Europa. Hay pocas ofertas públicas iniciales (OPI) a la vista, y las empresas emergentes que sobrevivan pueden resultar menos atractivas y rentables para los inversores en capital riesgo, ya que las estrategias de salida como las OPI están comprometidas en 2020.
  8. En lugar de financiar empresas emergentes novedosas, pequeñas y diversas, los inversores en capital riesgo comenzaron a centrarse en los llamados “megatratos”, es decir, en impulsar un número selecto de grandes empresas en lugar de invertir dinero fresco en una base más amplia de empresas emergentes. 
  9. En América Latina, México es el mayor exportador de productos creativos a escala mundial. 
  10. América Latina y el Caribe siguen siendo una región con importantes desequilibrios La región se caracteriza por su baja inversión en I+D e innovación, su incipiente uso de los sistemas de PI y una desconexión entre los sectores público y privado a la hora de establecer prioridades en materia de I+D e innovación. 
  11. La región también tiene dificultades para obtener resultados eficientes a partir de los escasos recursos destinados a la innovación. Solo Chile, el Uruguay y el Brasil producen un alto nivel de artículos científicos y técnicos, y solo el Brasil ocupa un lugar destacado en el número de patentes por origen.
  12. Los 100 principales polos se encuentran en 26 economías, de las cuales 6 –Brasil, China, la India, Irán, Turquía y la Federación de Rusia– son economías de ingresos medianos. Los EE.UU. siguen acogiendo el mayor número de polos (25), seguidos de China (17), Alemania (10) y el Japón (5).
  13. En esta encrucijada de crisis y ante el aumento del unilateralismo y el nacionalismo, cabe recordar que la mayoría de las economías que han subido posiciones en la clasificación del Índice con el tiempo se han beneficiado enormemente de su integración en las cadenas de valor y las redes de innovación mundiales. China, Viet Nam, la India y Filipinas son ejemplos de ello.
  14. Actualmente la apertura y la colaboración internacional en materia de innovación están amenazadas. No obstante, la búsqueda conjunta de soluciones médicas durante la pandemia ha demostrado, entre otras cosas, la fuerza de la cooperación.
  15. La rapidez y eficacia de esta colaboración ponen de manifiesto que las iniciativas coordinadas a escala internacional en materia de I+D pueden contrarrestar claramente la tendencia a un mayor aislamiento y responder a las necesidades importantes de la sociedad, tanto en el presente como en el futuro.

...

Principales Conclusiones (Español)

...
...

Versión ejecutiva (Inglés)

...
...

Versión Completa (Inglés)

...
...

No hay comentarios.

Imágenes del tema de bluestocking. Con tecnología de Blogger.